Adaptación del gato a un nuevo entorno

El gato lleva domesticado siglos pero hoy en día tiene más problemas que nunca, ¿por qué?

Nota: Agradezco que compartas este artículo, citando siempre su autoría al pie del artículo y el link original.

 

El gato es un animal que no ha variado en nada su comportamiento salvaje, aún siendo un animal doméstico. No hace mucho tiempo los gatos vivían con más acceso al aire libre, donde podían hacer su "vida de gato" tal como es, teniendo comportamientos territoriales, sexuales y predatorios. Hoy en día la mayoría de los gatos viven en espacios cerrados y muchas veces reducidos, que afectan gravemente a su naturaleza. El gato no va a cambiar sus hábitos, ha conseguido realizar un proceso de adaptación pero tiene unas necesidades mínimas que muchas veces no cubrimos bien, pudiendo generar problemas de comportamiento en el gato por una mala adaptación. Además, hay algunas cosas que desconocemos de ellos y que deberíamos tener en cuenta a la hora de cambiarles de lugar.

El gato es un animal que necesita cazar, o en su defecto simular una caza como un juego, necesita marcar y afilar sus uñas como cuando lo hacen en los árboles, su actividad sigue siendo nocturna, es intolerante y territorial con otros gatos y su relación con los humanos puede ser desde muy afectiva a simplemente de tolerancia. 

Necesitamos aprender sus necesidades mínimas para poder adaptar al gato a nuestro hogar y darle la vida que su especie e individualidad requieren. No podemos pretender que el gato sea un animal silencioso que vive en nuestro hogar y sólo con estar ahí se conforma y no necesita nada. 

Un gato puede vivir hasta 20 años, y en esos 20, 10 o 15 años nuestra vida va a cambiar mucho, vamos a tener hijos, cambiar de casa, de trabajo, de horarios, de situación económica, incluso puede que de país, y debemos ser conscientes, responsables y consecuentes, y llevar siempre a nuestro gato con nosotros y tenerle en cuenta en todos estos cambios que nos van a suceder.

 

Lo primero:

Cuando adoptamos un gato tenemos mucha ilusión por llevarlo a casa y compartir nuestra vida con él y a veces no tenemos en cuenta lo que él necesita para adaptarse a un nuevo lugar. Para los gatos no es fácil comenzar en un sitio nuevo al que han llegado sin recorrer un camino conocido. De repente aparecen en un lugar, como si a nosotros nos metieran en un coche y nos soltaran en cualquier lugar, no sabemos cómo hemos llegado, dónde estamos, ni si es un lugar seguro. Partiendo de la base de que los gatos ya de por sí son animales inseguros, necesitan sus feromonas y referencias visuales, aparte de olfativas, para reconocer el entorno. Hasta que no se sientan seguros en el lugar, no pueden hacer una vida normal.

Imprescindible: Crear el "Lugar seguro"

Al ser un animal muy territorial y necesitar sus propias feromonas para sentirse seguro y reconocer su territorio, al llegar a casa con el gato nuevo, lo mejor es llevarlo a una habitación donde pueda estar tranquilo. No necesitan 100 metros cuadrados de casa para empezar, al revés, es mucho peor, sus feromonas no están en ningún lugar ni tiene ninguna referencia. Cuanto más territorio desconocido, más inseguridad. Una habitación con la puerta cerrada es lo que el gato necesita para reconocerlo como un lugar seguro, un lugar de referencia donde sentirse seguro en cualquier caso, donde empezar a marcar con sus feromonas sociales y territoriales.

Como siempre digo, todo depende del carácter individual de cada gato, de lo equilibrado que sea, o inseguro, territorial o sociable, miedoso o confiado. Hay gatos que pueden tardar una hora en pasear por casa como si hubieran vivido allí siempre, y otros necesitarán días. No lo sabrás hasta que el gato llegue a casa y le des algo de tiempo, haciendo una adaptación gradual para que le sea más fácil.

Tanto si el gato es adulto como pequeño, lo ideal es que lo lleves a una habitación que prepares con todo lo necesario: en una esquina el comedero, el agua algo más apartada, y en la otra esquina el arenero. Puedes poner también un rascador, camas o toallas, para hacerle el entorno más cómodo. Como llegarás con él en un transportín, llévalo a esta habitación, cierra la puerta, ponlo encima de una cama o en el suelo y abre el transportín. Mantente a distancia y no le digas nada, simplemente espera a que salga o ten paciencia si no quiere salir por ahora. Siendo así, sal de la habitación y déjale tranquilo. En estas primeras dos horas es importante que no le agobies, el viaje es estresante y necesitan un ratito para tranquilizarse también. Pasado un rato, puedes volver y ver cómo se encuentra, ofrecerle algo de comer o jugar, pero si sigue sin querer salir, no le fuerces y puedes quedarte con él, tumbado en algún lugar, leyendo o haciendo otra cosa. No va a salir hasta que se sienta seguro, y esto es algo que sólo depende del gato, no podemos hacer más que darle tiempo. Si tiene miedo de ti, lee este artículo: Cómo tratar a un gato con miedo o tímido.

Cuando sale del transportín, puede recorrer la habitación, comer algo, usar el arenero, oler todo, o también esconderse en otro lugar. En este segundo caso, te aconsejo lo mismo de antes, dale tiempo. Procura que en esta habitación no haya recovecos muy difíciles de llegar, pero el gato debe poder refugiarse en algún lugar hasta que se sienta bien, no le saques a la fuerza. Si te sientes impaciente, vete de la habitación y déjale tranquilo. Si sabes acompañar sin interferir, quédate con él y observa su lenguaje. Puede estar muy asustado, y verás un lenguaje defensivo (bufidos, gruñidos) si te aproximas. Puede sentirse inseguro, y sencillamente observar todo desde su escondite sin apenas reaccionar. En esta situación puede pasarse varios días, y lo más normal es que también maúlle, sobre todo por las noches, los primeros días. Estos maullidos desaparecen en unos días, no te preocupes. Cuando se sienta seguro en el lugar, dejará de maullar. Si no lo hace en una semana, entonces pide ayuda a un profesional Terapeuta Felino que trabaje en positivo.

En estos primeros días puedes ayudarle con Flores de Bach, como el Remedio Rescate. Lo venden en casi todas las farmacias y herbolarios. Pon unas gotas en su bebedero y una gota en algún premio o comida húmeda, muy poquita cantidad, y le vas dando de 4 a 6 veces al día, le ayudará mucho. Este remedio ayuda a equilibrar el pánico, trauma, situaciones de shock, y es ideal administrarlo durante los primeros días de adaptación, sobre todo si el gato tiene miedo.

En máximo una semana el gato debe mostrar un progreso, si no es así, insisto, busca ayuda profesional.

Cuando el gato se muestre seguro, recorra la habitación, se muestre receptivo con las personas o curioso en la puerta, podemos abrir la habitación y, dejando la puerta abierta para cuando necesite volver, le dejaremos recorrer la casa, siempre y cuando no haya otros animales. Procura mantener la puerta de la calle y ventanas cerradas hasta que el gato se sienta bien adaptado a toda la casa. Si tienes jardín con acceso al exterior de la casa, el gato no debería salir hasta no estar bien adaptado y sentirse seguro. La casa, el hogar de este gato, es el interior. El resto, es una extensión que podrá disfrutar más adelante. 

De esta forma, hemos creado un lugar seguro para este gato y una referencia. Si el gato se asusta, siempre volverá a este lugar. Si no hacemos esto y dejamos al gato por toda la casa nada más llegar, puede asustarse y esconderse durante días en cualquier sitio. Es importante para minimizar el estrés que pueda sentir en este cambio de lugar.

Verás cómo recorre la casa, se tumba en alguna parte para vigilar todo, vuelve al lugar seguro, y poco a poco lo verás durmiendo en otros lugares lejos de este lugar seguro, interactuando más con vosotros. No olvides que al menos la primera semana es adaptación y que el gato no se va a mostrar tal como es hasta que no se sienta seguro. Por tanto dale tiempo para ello, no le juzgues los primeros días, entiende cómo se puede sentir. Sobre todo si han sido separados de su familia u otros gatos con los que se llevaba bien, pueden mostrarse más asustados o nerviosos. No es fácil para nadie pasar por esto.

Cuando veas que ya utiliza toda la casa, puedes colocar su comedero, bebedero, arenero y rascador en las zonas que quieras, enseñándole sobre todo dónde está el arenero, el resto lo va a encontrar él solo. Te aconsejo que el rascador lo pongas en la zona de vida social, incluso uno a la entrada de casa y otro en donde hagáis más vida (salón, cocina, estudio). El comedero y bebedero también procuraremos que no estén cerca el uno del otro, y el arenero en una zona muy tranquila, donde apenas pase nadie, ni haya ruidos. Deja que él se vaya adaptando a su ritmo manteniendo sus zonas seguras y cuando menos te lo esperes estaréis haciendo una vida normal juntos.

 

Adaptación del entorno

Antes de la llegada de un gato a nuestro hogar, tenemos que conocer sus necesidades y cómo debemos ambientar nuestra casa para él. El gato conserva sus instintos de reproducción, territorialidad, caza y marcaje, es por ello que debemos tenerlo en cuenta para proporcionar ciertos elementos que sustituyan a los naturales, para evitar que surjan problemas de comportamiento derivados de la falta de actividad o de lugares de marcaje. 

 

No puede faltar en nuestro hogar:

Una vez el gato se sienta seguro en la habitación que hemos creado para él, debemos distribuir nuestra casa de la siguiente manera:

 

Al menos un rascador grande con varias plataformas. Los gatos necesitan dejar sus feromonas en muchos lugares, y uno de ellos en estado natural suelen ser los troncos de los árboles o superficies verticales rígidas y con surcos. Son señales visuales y olfativas para otros gatos, además de afilarse las uñas también. Por esto, los rascadores ideales son verticales y rígidos, y cuanto más altos mejor. Los rascadores de suelo u horizontales también son una opción pero es preferible tener un buen rascador alto, que se convertirá ademas en un lugar de descanso y juego. En su defecto, el gato afilará sus uñas en otras superficies verticales rígidas, que suelen ser nuestros sofás y resto de mobiliario. Es importante saber que donde el gato marca con sus uñas es en la zona de vida social, en nuestra casa esta zona es donde el gato hace más vida con nosotros, donde pasamos más tiempo. Por tanto el rascador debe estar en esta zona, que suele ser el salón por ejemplo, si está en otra diferente no lo usará. Luego pueden ponerse otros rascadores verticales u horizontales más pequeños en sitios como la habitación del ordenador por ejemplo, la cocina o nuestro dormitorio. Si el rascador tiene juguetes colgando, también será un lugar de ocio aparte de lugar de descanso. 

 

El gato necesita subir a distintas alturas, y le gusta dormir en sitios altos y sitios blandos, si compramos un rascador con plataformas, será su lugar ideal de descanso, además de nuestros sofás y camas. También es una buena idea poner baldas en la pared a distintas alturas para que el gato pueda subir y dormir sobre ellas, darse paseos en las alturas, incluso tener un comedero en alto. El gato se siente mucho más seguro en las alturas, sobre todo si hay otros animales o niños que les agobian. Los gatos tímidos también están mejor observando todo desde las alturas, ayudándole a estar más tranquilo y salir cada vez más a hacer vida por casa.

 

El gato necesita desarrollar sus habilidades de caza, siendo un gato doméstico alimentado, lo hará en forma de juego y tenemos que atender a sus demandas de actividad. Jamás debemos jugar con nuestras manos, pies ni ninguna parte de nuestro cuerpo (leer Juegos con el gato que causan problemas de comportamiento), siempre debemos tener juguetes y no necesariamente comprados: pelotas de papel de aluminio, hojas de árboles secas, cajas de cartón con agujeros, un bol con agua y cositas flotando... si ponemos al gato elementos nuevos como juego lo agradecerá y pasará mucho tiempo jugando. En tiendas especializadas podemos encontrar juguetes como: ratones de felpa, juguetes de cuerda tipo caña de pescar (ideales para jugar nosotros con el gato), juegos de estimulación mental con premios, etc. Los juguetes para gato deben ser sobre todo ligeros, porque les encanta voltearlos por el aire y llevarlos en la boca de un lado a otro, darle patadas y correr tras ellos, como lo harían con un ratón de verdad. Además, al gato le estimulan los juegos en los que tiene que meter las patitas (como si fuera una madriguera por ejemplo) y sacar algún premio. Es importante que el gato obtenga recompensas durante el juego. (Desaconsejo totalmente el uso del láser). Leer La actividad de los gatos como prevención de problemas de comportamiento.

 

Debemos dejar una zona de la casa únicamente como lugar para que el gato haga sus necesidades, donde colocaremos la bandeja de arena. Debe haber tantas bandejas de arena como gatos en la casa o una menos. El lugar donde colocar la bandeja de arena es muy importante, debe ser un lugar poco o nada transitado y lejos de ruidos (lejos de ventanas, lavadoras, la entrada de casa, etc.). El lugar ideal suele ser un baño de la casa, un lugar tranquilo y accesible para los gatos.

Hay muchos tipos de bandejas para la arena, adaptados más al propietario que al gato. Las mejores bandejas suelen ser las que son descubiertas y con los bordes bajos, y cuanto más amplias mejor. También es ideal colocar la bandeja en una esquina o pegada a una pared, para que el gato tenga mayor campo de visión desde el arenero, sobre todo los gatos tímidos o inseguros. El gato se siente más cómodo si la bandeja es accesible y no tiene que “sortear obstáculos” para entrar. Importante: debemos retirar las heces a diario y cambiar por completo la bandeja de arena una vez por semana. Sobre el tipo de arena ideal, será nuestro gato quien elija la que más le gusta, pero intentemos evitar las arenas que generan mucho polvo o son perfumadas.

 

Otra zona de nuestra casa debe ser acomodada para que el gato tenga su comida y agua, esta zona debe estar lo más lejos posible de las bandejas de arena. Si nuestra casa es muy grande o tiene varias plantas, debemos poner un bebedero por planta, o un par de bebederos para que el gato siempre los tenga cerca, y por supuesto el agua hay que cambiarla con frecuencia para que esté fresca y limpia. Sobre la comida, lo ideal es que el propio gato se administre, es por ello que se recomienda poner una tolva con pienso o rellenar su comedero a diario. Normalmente se suelen poner en la cocina. Si tu gato come con mucha ansiedad, ten en cuenta que el problema no es la comida en sí, si no la ansiedad, y que necesitará ayuda de un profesional. Puedes ver el Encuentro Gatuno online sobre el tema: Entendiendo a los gatos - Encuentros gatunos - "Mi gato tiene ansiedad por la comida". Los gatos necesitan poder administrarse su propia comida, y tener una alimentación adecuada para no tener problemas de comportamiento ni de salud.

 

Mucho cuidado con las ventanas. Si vivimos en un piso debemos tener especial cuidado, si queremos tener las ventanas abiertas debemos antes poner una red o malla protectora, pues nuestro gato querrá asomarse y corre el peligro de caerse. Es imprescindible que nuestro hogar sea seguro. Te recomiendo las mallas protectoras que realizan en Proyecto Noa, las hacen a medida y te las envían a casa, las colocas en segundos muy fácilmente y son totalmente seguras, es un producto nuevo que han fabricado ellos mismos. Contacta con Marga o Isra en: marganoa@gmail.com / 670697379 y en Facebook: https://www.facebook.com/proyectonoa

 

Plantas peligrosas. La mayoría de las plantas que tenemos en casa son tóxicas para los gatos, por ejemplo la Flor de Pascua (Poinsetia). ¡Infórmate bien!

 

En resumen, debemos dividir nuestra casa en 3 partes: 

1. Descanso, vida social y juego, lugar que nosotros frecuentamos también.

2. Aseo, un lugar apartado y tranquilo, de fácil acceso para él.

3. Alimentación, lejos de la zona de aseo.

  

Nuestra relación con el gato y otros animales

Sobre todo al principio cuando el gato acaba de llegar a casa, nuestra relación con él ha de ser muy calmada y comprensiva. Si el gato está muy asustado, intentaremos entrar con mucha calma en la habitación y le ofreceremos comida o juego, sin forzarle nunca e intentando que se sienta tranquilo. No hace falta que le acariciemos ni cojamos en brazos con la intención de que se sienta seguro, pues muchas veces eso es lo que le genera inseguridad. Dejaremos que sea el gato siempre el que se acerque a nosotros y quien lleve el ritmo de nuestra relación. Leer Cómo tratar a un gato con miedo o tímido.

 

También tienes disponibles los Entendiendo a los gatos - Encuentros gatunos "La relación entre gatos y humanos" y "Mi gato no se deja tocar".

 

 

¡Tengo otro/s gato/s o perro/s en casa!

Si hay otros animales, mientras el gato esté en el Lugar seguro no dejaremos que se vean. El gato es un animal muy territorial e intolerante con otros gatos, y las presentaciones en un entorno cerrado con otros animales han de ser graduales y con medidas de seguridad. Lo más importante al principio es que el gato se adapte bien a su Lugar seguro y cuando le veamos tranquilo y contento, podemos comenzar estas presentaciones graduales e interactuar más nosotros con él. Leer Juntar gatos con otros gatos y perros.

A los niños lo mejor que podemos enseñarles es a respetar los momentos del gato, pues hay momentos para descansar en los que el gato debe permanecer tranquilo, y momentos para jugar, donde enseñaremos a los niños a cómo jugar con el gato. Estos juegos deben ser con juguetes, nunca con las manos ni los pies. Los juegos tipo caña de pescar son ideales para los niños, pues pueden mover el juguete y se divertirán mucho junto al gato.

Cuando el gato esté dormido, podemos enseñar al niño que ese momento es para movernos en silencio y quizás darle una caricia suave. Los niños que se crían con animales aprenden a ser más sociables y sobre todo, el respeto por los demás.

 

Laura Trillo Carmona, Terapeuta Natural de Gatos y Comunicadora Felina

Terapia Felina

laura@terapiafelina.com / www.terapiafelina.com

Tratamiento del comportamiento de los gatos en Positivo y con Terapias Naturales. Cursos sobre Comportamiento Felino, Talleres de Flores de Bach para gatos, Cursos de Comunicación Felina, en toda España y online. Terapia a gatos con problemas y a sus personas, prevención de problemas de comportamiento, trabajando la relación entre el gato y su persona, la Etología Felina Espiritual, con el Corazón, Esencias Florales, Reiki, Comunicación Animal Entrespecies, Códigos de Luz, Registros Akáshicos, siempre desde el respeto y amor por el gato tal como es.

 

Licencia de Creative Commons
Adaptación del gato a un nuevo entorno by Laura Trillo Carmona is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Hoy en día, algunas personas se limitan cuando tratan de obtener medicamentos en línea porque no saben lo que existe. Puede solicitar medicamentos en línea para tratar de el tratamiento crónico de los síntomas de la artritis reumatoide o neuralgia del trigémino. Por supuesto, la lista es bastante larga. ¿Qué pasa con los trastornos sexuales y "Kamagra Oral Jelly De la India"? ¿Qué es lo que ya sabes acerca de "Comprar Kamagra Oral Jelly"? El asunto más importante para mi que usted tiene que buscar es "Kamagra Oral Jelly Entrega al día siguiente". Si va a tomar medicamentos recetados, pídale a su farmacéutico que chequee sus niveles de testosterona antes. Usted discute la materia con el médico forense regular si usted va a tomar en cuenta Kamagra. O puede visitar a un especialista, como un especialista en medicina sexualmente. Cualquiera de los dos puede ser prescribir la droga si reconocen que es bueno para ustedes son. Tienes que ser muy prudente al compraría medicamentos como Kamagra.

¿Mi gato es bipolar?

¿Por qué mi gato tiene comportamientos opuestos? ¿es bipolar o hay algo que no entiendo?

Leer artículo

¿Tu gato es un maniático o tiene algún problema?

¿Sabes que algo que tú consideras una manía de tu gato puede realmente ser un problema?

Leer artículo

Tú también puedes ayudar a los gatos

¿Sabes cómo actuar si encuentras un gato en la calle? ¿Quieres ayudar y no sabes cómo?

Leer artículo

Los sentidos de los gatos

¿Sabes cómo se mueve y percibe el gato su mundo?

Leer artículo

Te acompañaré, te protegeré y te enseñaré a lo largo de todo tu camino. Te amaré, hagas lo que hagas, porque veo a través de tus ojos al Ser.

El Ser que habita tu cuerpo, es Amor. Te cuidaré y guiaré, como amigo, compañero y Maestro de Almas.

© Copyright 2013 Terapia Felina - Laura Trillo Carmona - Todos los derechos reservados.